filtros fisicos y quimicos

Protección solar: diferencias entre filtros químicos y filtros físicos

Si vamos a comprar una protección solar veremos que podemos escoger entre diferentes tipos de cremas. De entrada deberemos escoger el índice de protección que necesitamos y después nos ofrecerán filtro solar químico o físico, y es ahí donde nos surgen algunas dudas.

Os haremos una breve descripción de cada uno de ellos para que nos quede un poco más claro cuál es la diferencia entre ellos.

 

Filtros químicos y filtros físicos

Las cremas solares nos protegen de las radiaciones UVA y UVB, que son las radiaciones que atraviesan la capa de la atmósfera.

Tanto los filtros físicos como los químicos nos protegen de este tipo de radiaciones aunque debemos saber que nunca es al 100%, para que fuese así deberíamos ir completamente tapados, pero obviamente no iremos a la playa, piscina en esas condiciones.

 

filtros físicos y químicos

 

 

Filtros físicos

Estos filtros están formulados a base de óxido de titanio o de zinc, y actúan absorbiendo las radiaciones y reemitiéndola como visible, de manera que no será absorbida por nuestra piel.

Para que podáis relacionar que tipo de cremas son las que llevan filtro físico, os diré que son aquellas que dejan un color blanquecino en nuestra piel y nos cuesta extenderlas.

Actualmente las nuevas fórmulas mejoradas a base de nano partículas evitan estos inconvenientes. Pero no todo son inconvenientes, una gran ventaja es que estas cremas son más duraderas, al no ser absorbidas por la piel.

 

Filtros químicos

Los filtros químicos actúan activándose mediante radiaciones fotoquímicas, y absorben los rayos transformándolos en radiación térmica, la cual no será perjudicial para nuestra piel.

La ventaja de estas cremas es que se extienden perfectamente en nuestra piel sin dejar los rastros blancos y además dejaran hidratada.

¿Que inconvenientes tienen? Uno de ellos y muy importante tenerlo en cuenta es que debemos aplicarlo 30 minutos antes de la exposición solar para asegurarnos que ha habido una correcta absorción.

A la hora de escoger un protector solar tanto si es físico como químico deberemos tener en cuenta que proteja contra los dos tipos de radiaciones tanto de las UVA como las UVB.

La radiación UVB penetra hasta la epidermis, y desencadena la formación de melanina que es el pigmento que nos da color, así cuanta más melanina tenemos más dura nuestro bronceado.

Si la dosis de UVB es excesiva y no llevamos protección solar nos quemaremos y se destruirán las células de la epidermis y no podrán producir melanina. Y se nos desprenderá la piel.

Los rayos UVA alcanzan la dermis, capa interior que provoca la oxidación de la melanina. Esta oxidación nos da pigmentación rápida en la piel aunque el inconveniente es que desaparece muy rápido.

filtros fisicos y quimicos

 

Conclusiones:

  • Debemos proteger nuestra piel para evitar el temido cáncer de piel (melanoma)
  • Evitaremos quemarnos ya que esas quemaduras son las responsables de la alteración del ADN  y provocar un cáncer.
  • El exceso de sol nos va a provocar las temidas manchas y arrugas.
  • Y a pesar de todo esto, tomar el sol con precaución y en dosis correctas nos va ayudar a la formación de la vitamina D necesaria para la fijación del calcio y tener unos huesos sanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *