La píldora anticonceptiva

La píldora anticonceptiva: ventajas e inconvenientes

La píldora anticonceptiva ya ha cumplido más de 50 años y en la actualidad es uno de los métodos anticonceptivos más utilizados en el mundo. Sólo en España más de dos millones de mujeres la utilizan. Su principal objetivo es el de impedir un embarazo no deseado pero sus beneficios van más allá.

Aunque existen diferentes tipos de píldora anticonceptiva, la más extendida es la combinada, que mezcla dos hormonas sintéticas: estrógenos y progestágenos.

Su función es la de engañar al cuerpo controlando el ciclo reproductivo. Por un lado, los progestágenos son los responsables del efecto anticonceptivo y por otro, los estrógenos mantienen el ciclo regular de la menstruación.

 

La píldora anticonceptiva

 

Ventajas e inconvenientes de la píldora anticonceptiva

La píldora anticonceptiva siempre ha estado rodeada de polémica precisamente por sus efectos secundarios que pueden provocar las hormonas que hay en su composición.

En sus inicios los efectos adversos más comunes eran sangrado, dolor de cabeza, naúseas, sensibilidad en los senos, cambios de humor… Con el tiempo, la píldora anticonceptiva ha ido evolucionando y se han probado otros derivados sintéticos con el fin de evitar esos efectos secundarios, la conocemos con el nombre de anticonceptivos de tercera generación.

La principal ventaja de la píldora anticonceptiva está en su eficacia, ya que si se toma de forma correcta presenta una fiabilidad del 99%.

Pero además de prevenir un embarazo no deseado, muchas mujeres recurren a este fármaco par regular el ciclo menstrual y minimizar los síntomas del síndrome premenstrual. Incluso en algunos casos específicos, se receta para combatir el acné, para proteger frente a quistes ováricos, problemas endometriales o cáncer de ovario y colon.

Entre sus inconvenientes el principal es que si eres fumadora, mejor no tomes la píldora anticonceptiva, ya que aumenta el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares como ictus y trombos.

Otro inconveniente es que si no tienes pareja estable, mejor optar por otro método anticonceptivo como el preservativo ya que la píldora anticonceptiva no protege de enfermedades de transmisión sexual como el sida.

Su consumo tampoco se recomienda a mujeres con problemas cardíacos, alteraciones sanguíneas, hipertensión, diabetes, problemas hepáticos, lupus, cáncer de mama, obesidad o en mujeres en periodo de lactancia.

Por ello, antes de tomar la decisión de tomarla por tu cuenta, te recomendamos que consultes primero con tu ginecólogo.

 

píldora anticonceptiva ventajas e inconvenientes

 

Administración de la píldora anticonceptiva

Las píldoras anticonceptivas se diferencian por la dosis, los envases y la forma de administración, con lo que la forma de tomarla varia según la píldora que nos hayan prescrito.

La más habitual es la de 21+7, en la que la píldora se toma a diario durante 21 días consecutivos y en los 7 días restantes, que es cuando aparece el ciclo menstrual, se toma otra que no contiene principio activo.

Otra forma disponible es en cajas de 21 pastillas. Se toma una pastilla diaria hasta llegar a la última. Seguidamente se hace un descanso de 7 días, momento en el que aparece la menstruación y después se vuelve a empezar.

También la podemos encontrar en 24+4 donde cada envase contiene 24 pastillas activas y 4 placebo.

 

Cómo se toma la píldora anticonceptiva

Si nunca has tomado la píldora anticonceptiva, empezar a tomarla es muy sencillo.

El primer día de la menstruación, se toma la primera pastilla y se sigue con una al día hasta completar la caja.
Se recomienda tomarla cada día a la misma hora. Es decir, si lo haces por la mañana, debes seguir tomándola por la mañana aproximadamente a la misma hora.

La píldora anticonceptiva es eficaz desde el primer día, siempre y cuando la tomes de forma correcta. Si te olvidas algún comprimido, debes tomarlo de inmediato en el mismo momento en el que te des cuenta del olvido y seguir con la rutina de tomas normal.

Ofrece un periodo de seguridad de unas 12 horas con lo que has de tener en cuenta que si excedes este tiempo o te la olvidas un par de veces, debes terminar igualmente la caja pero adoptando otro método anticonceptivo para mayor seguridad hasta que llegue la menstruación.

Si al principio aparece un poco de sangrado fuera del periodo menstrual es normal. Esto se debe que el útero se está acostumbrando a las hormonas y es algo que en poco tiempo desaparecerá. De no ser así, si los sangrados persisten, se debe acudir al ginecólogo.

La píldora anticonceptiva como todo fármaco puede interactuar con otros medicamentos. Por ello conviene que informes a tu médico de que la estés tomando, sobre todo cuando te prescriban medicamentos como antibiótios, ya que interfiere en la efectividad de éstos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *