estrías en el embarazo

Estrías en el embarazo: cómo evitarlas y cómo reducirlas

Las estrías son uno de los quebraderos de cabeza de la mayoría de embarazadas. La clave para evitar estos cambios que sufre la piel durante el embarazo está en la prevención.

¿Qué son las estrías y por qué aparecen?

Las estrías son pequeñas cicatrices que aparecen en la superficie de la piel debido a la ruptura de las fibras elásticas.

En el caso de las embarazadas, con el aumento de peso, la piel se estira considerablemente, siendo mucho más fácil que aparezcan las estrías, sobre todo en el pecho, abdomen, nalgas y caderas.

Dependiendo del color de piel de cada persona, las estrías pueden ser rosadas, rojidas, moradas e incluso de un tono café oscuro y aunque con el tiempo se desvanecen, no desaparecen por completo.

La aparición de las estrías no se puede predecir y aunque no a todas las mujeres embarazadas les salen, sí que es cierto que más de la mitad las sufren y que existen ciertos factores de riesgo durante el embarazo que favorecen su aparición:

  • Genética.
  • Cambios hormonales.
  • Aumento de peso considerable y rápido.
  • Si el bebé es muy grande, o en el caso de esperar dos bebés o más.
  • Exceso de líquido amniótico.
  • Las pieles secas tienen más tendencia a la aparición de estrías.

 

prevenir-estrías-embarazo

 

Cómo prevenir las estrías

Aunque las estrías tienen un factor genético y el embarazo supone un factor de riesgo para su aparición, siempre se puede actuar para evitar su aparición o minimizar su impacto.

  • No aumentar más el peso recomendado en el embarazo (máximo 12 kilos).
  • Beber abundante agua para mantener la piel hidratada desde el interior.
  • Llevar una dieta sana y equilibrada, rica en frutas y verduras, para estimular la producción de colágeno.
  • Hacer ejercicio de forma regular ayudará a favorecer la circulación y a mejorar el tono muscular, con lo que en consecuencia tu piel será más elástica.
  • Hidratar y nutrir la piel durante todo el embarazo dos veces al día, con cuidados reafirmantes específicos para prevenir las estrías que contienen activos que ayudan a la formación de colágeno y reparen los cambios sufridos en la piel.
  • Masajear la piel con un cuidado reafirmante y con movimientos circulares en las zonas conflictivas para estimular la circulación y fortalecer la piel.
  • Evita la exposición solar para evitar que la piel se seque y favorezca su aparición. Además si ya tienes estrías con el sol cambiarán de color y se marcarán más. Si has de tomar el sol utiliza fotoprotectores altos.
  • Si eres fumadora, déjalo. No solo dañas a tu bebé sino que además el tabaco disminuye la producción de colágeno y elastina de la piel.

 

Trofolastin crema antiestrías

 

 

¿Las estrías son permanentes? ¿Qué tratamientos antiestrías hay?

La buena noticia es que las estrías empiezan a notarse menos a partir de los seis meses del parto. La pigmentación se desvanece y se vuelven más claras pero la textura no cambia.

En el caso de que pasado algún tiempo todavía se noten demasiado puedes utilizar diferentes tratamientos para minimizar su apariencia.

Los tratamientos con Retinol, Retin-A o Ácido Glicólico son efectivos para combatirlas aunque no se recomienda su uso durante el embarazo, ni en periodo de lactancia.

Las cremas reafirmantes específicas como Trofolastín de Novartis, o Mustela Maternidad Prevención de Estrías previenen la formación de estrías en un altísimo porcentaje y además regenerar y reparan la piel gracias a sus propiedades cicatrizantes.

El Aceite de Rosa Mosqueta, ya sea aplicado directamente en la piel o añadiendo unas gotas a la crema reafirmante, es uno de los remedios más efectivos que hay para prevenir y reducir estrías.

Aceite de Almendras Dulces aporta una gran elasticidad a la piel logrando que ésta permanezca joven y flexible.

El Aceite de Coco tiene grandes propiedades calmantes y también es eficaz en la prevención y el tratamiento de las estrías.

Aceite de Caléndula  aplicado a diario en las zonas conflictivas es un excelente tratamiento antiestrías.

No tan conocido encontramos también el Aceite de Linaza que estimula la producción de colágeno de la piel gracias a su alto contenido en ácidos grasos omega-3. Lo podéis aplicar directamente en la piel en su forma de aceite vegetal o bien tomarlo como suplemento nutricional.

La Manteca de Karité suaviza y mejora la apariencia de la piel ayudando a prevenir y reducir estrías.

El Aloe Vera también es eficaz en el tratamiento de estas marcas. Aplícandolo cada mañana las estrías mejorarán su apariencia.

La Cola de Caballo es un excelente diurético pero también un excelente regenerador celular. Podéis tomarlo en infusiones, como suplemento nutricional o bien aplicarlo en su forma de aceite vegetal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *