exposicion solar

Consejos para una correcta exposición solar

El sol es indispensable para la vida y todos necesitamos que el sol incida sobre nuestra piel, entre otras razones porque es la principal fuente de vitamina D, y además aporta otros beneficios, pero un exceso de exposición conlleva riesgos muy serios. Es por ello que el sol hay que tomarlo en su justa medida y siempre con la protección y medidas adecuadas.

 

 

Beneficios del sol para la salud

Entre los beneficios del sol para la salud encontramos:

 

  • El sol promueve la síntesis de vitamina D, una vitamina indispensable para la prevención de enfermedades degenerativas, metabólicas y fracturas óseas.
  • En el sistema nervioso el sol también tiene su lugar ya que influye en las terminaciones nerviosas. Además la luz solar percibida por el nervio óptico influye en la glándula pineal, responsable de regular el estado de ánimo y de producir melatonina, una hormona derivada de la serotonina que afecta a la modulación de los patrones del sueño.
  • Mejora la respuesta muscular y mejora la resistencia.
  • Disminuye la presión sanguínea y el colesterol , incrementa la hemoglobina en la sangre y mejora la capacidad de trabajo cardiovascular.
  • Reduce la incidencia de infecciones respiratorias y mejora la respiración, especialmente en asmáticos.
  • Fortalece el sistema inmunitario.

 

beneficios del sol

 

Riesgos del sol para la salud

Pero el sol también tiene su lado oscuro. En cuanto a los riesgos de una exposición prolongada y sin la protección adecuada  podemos encontrar los siguientes:

  • Aparición de eritemas que preceden la quemadura. Se caracterizan por el enrojecimiento de la piel expuesta al sol.
  • Quemaduras de primer y segundo grado.
  • Cáncer de piel y otros trastornos cutáneos.
  • Cataratasy otros trastornos de la vista.
  • Envejecimientoprematuro de la piel.
  • Inhibicióndel sistema inmunitario.

 

¿Cómo preparar la piel para la exposición solar?

Para lucir un bronceado bonito, duradero y al mismo tiempo mantener la piel joven y saludable, debemos tomar ciertas medidas antes de broncearnos para no correr riesgos ni perjudicar la salud de nuestra piel.

Durante los meses previos al verano, primavera e incluso en los últimos meses del invierno, conviene seguir tanto un tratamiento interno como externo de la piel para prepararla para el sol.

 

Tratamiento interno de la piel

Los tratamientos internos son indispensables para cuidar la salud de la piel. Debemos recordar que la salud de la piel está en manos de las células, del metabolismo y de otros procesos fisiológicos que dependen de nuestros hábitos de vida.

Tanto la alimentación, como el ejercicio y el buen descanso son determinantes para asegurar un bronceado 10 sin que la piel sufra daños.

 

Alimentación:

Seguir una dieta equilibrada en alimentos vegetales frescos de temporada  y proteína vegetal es además de preparar nuestra piel para el sol, aportará a nuestras células los nutrientes necesarios para conseguir un moreno radiante y una piel sin daños.

 

Ejercicio:

Aunque pueda parecer que el ejercicio con tomar el sol no tiene ninguna relación debes saber que nuestra piel, al igual que sucede en el resto del organismo, necesita oxígeno para oxigenar las células. El ejercicio es la mejor forma de mantener las células y la piel joven, desintoxicada y oxigenada.

 

Descanso:

El hecho de descansar es beneficioso para la piel en general pero también contribuye a prevenir las arrugas provocadas por el sol.

 

 

Tratamientos externos de la piel

Los tratamientos externos también son muy importantes para eliminar impurezas, hidratar y nutrir en profundidad la piel. De esta manera, la piel se mantiene protegida y saludable.

Este tipo de tratamientos se basan en cuatro pasos:

 

1.- Exfoliación

Al exfoliar la piel la limpiamos en profundidad retirando impurezas. Se recomienda utilizar exfoliantes que se aplican de forma homogénea por todo el cuerpo, incluídos rostro y hombros.

Puedes utilizar un guante de sisal que a la vez reactivará la circulación sanguínea y la renovación celular, favoreciendo la entrada de oxígeno en la dermis.

 

2.- Hidratación

Una vez nuestra piel está libre de impurezas, el segundo paso es hidratarla en profundidad. Con los poros abiertos, los activos de las cremas y lociones corporales penetran mejor en la piel.  Debemos elegir hidratantes con capacidad de penetrar en las capas más profundas de la piel y que aporten suavidad y luminosidad tras la exfoliación.

 

3.- Alimentación

Si no cuidas tu cuerpo desde el interior por muchas cremas que uses la salud de tu piel se puede ver comprometida.

 

 

 

Alimentos beneficiosos para la exposición solar

Para preparar nuestra piel antes de la exposición solar, podemos recurrir también a la alimentación. Ya sea para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel o las alergias provocadas por una exposición solar adecuada, existen una serie de alimentos que nos pueden aportar grandes beneficios.

 

Betacarotenos

Los betacarotenos son esenciales para la piel. Estimulan la síntesis de melanina, preparan la piel para la exposición solar y facilitan el bronceado.

Tienen una acción antioxidante que refuerza la resistencia de la epidermis a las agresiones externas.

Los encontraremos en zanahorias, pimiento rojo, espinacas y calabaza.

 

Aceite de Hígado de Bacalao

El mismo de toda la vida. Rico en Omega-3 y vitaminas A y D. Nutre las membranas celulares y regenera las mucosas de la piel.

 

Antioxidantes

Los alimentos ricos en antioxidantes como el resveratrol, el selenio y la vitamina E ayudan a prevenir el envejecimiento de la piel. Estos antioxidantes los encontraremos en el chocolate negro, el tomate, las uvas, las moras, los huevos, las aves (pollo y pavo), pescado azul, té negro, aguacate, almendras, sandía y kiwi.

 

Vitamina C

Esta vitamina interviene la formación de colágeno, fundamental para la reparación y crecimiento de los tejidos en el organismo.

 

carotenos

 

 

Nutricosmética para preparar la piel para el sol

Los nutricosméticos son complementos alimenticion que tienen concentraciones de nutrientes específicos y que complementan una dieta.

La principal ventaja de la nutricosmética es que a diferencia de las cremas y sérums, ésta actúa desde el interior, donde los tratamientos tópicos no llegan.

Hoy en día podemos encontrar una gran variedad de nutricosméticos indicados principalmente para cuidar la piel frente al envejecimiento, cuidado de las pieles secas, cabellos secos y uñas, tratamientos anticelulíticos, cuidados para la circulación sanguínea y protectores frente al sol.

decalogo proteccion solar

 

Nutricosmética para el sol

El bronceado de la piel se produce de forma natural gracias a los melanocitos, unas células que ante la exposición solar generan un pigmento llamado melanina, cuya función principal es la de proteger a nuestro cuerpo de los rayos solares.

Los nutricosméticos solares contienen  sustancias que estimulan la melanina como los carotenoides  que además son antioxidantes  y estimulan el sistema inmunitario, protegiendo la piel, mucosas y ojos.

El carotenoide más conocido y eficaz es el betacaroteno, un pigmento anaranjado que se  transforma en vitamina A cuando el cuerpo lo necesita. Es un complejo antioxidante que contribuye entre otras cosas, a mantener la piel saludable.

Este tipo de nutricosméticos son una opción muy recomendable para aquellas pieles con mayor sensibilidad al sol e intolerantes, ya que preparan la piel antes de su exposición y disminuyen mucho su reactividad al sol.

Además proporcionan un bronceado más uniforme y duradero sin la necesidad de estar tantas horas expuesta al sol. La piel es más resistente a rojeces y quemaduras, en definitiva a los daños solares. Además la nutricosmética solar neutraliza los radicales libres, evitando el fotoenvejecimiento de la piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *